_CONCLUSIONES DEL III Votobit
La participación
en el siglo XXI
OVE-IEPC, 28-05-2005
Arriba. Vista parcial del Salón donde se celebró el III Votobit. Abajo. Mesa inauguración del III Votobit. De izquierda a derecha. Homero Ramos Gloria (Presidente del Instituto Electorar y de Participación de Coahuila), Guillermo Anaya Llamas (Alcalde de Torreón), Raúl Sifuentes (Ex-secretario de Gobierno del Estado de Coahuila), Jesús Ochoa Galindo (Rector de la Universidad de Coahuila), Luis Panizo (Secretario del OVE, Observatorio Voto Electrónico)
E
l OVE inició con el III Votobit una nueva etapa de deslocalización de sus encuentros anuales para abordar los problemas jurídico políticos, de proceso y tecnológicos relacionados con la nuevas infraestructuras de voto electrónico. Las sucesivas ediciones de Votobit se han caracterizado por la fusión de propuestas prácticas, empresariales y tecnológicas, y la voz de los expertos y especialistas, tradicionalmente campos estancos. Desde el principio nuestra apuesta ha sido por la unión de dos mundos tradicionalmente separados cuando no enfrentados. El III Votobit ha sido un éxito de diversos modos. Por el grado de colaboración alcanzado con el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Coahuila, sellado con un convenio de colaboración, que se prorrogará en el tiempo en otras iniciativas que están estudio, y por el nivel de participación logrado.

En la presente edición se abordaba el nuevo escenario de participación ciudadana en los asuntos públicos a la luz de las nuevas infraestructuras de voto electrónico. Tenemos por extraordinario y en cierta forma lo es, la sustitución de la tecnología de palitos para contar votos, por urnas electrónicas. Es cierto que es un salto cualitativo, en todo caso, menor, pequeño, minúsculo, comparado con las posibilidades que las nuevas infraestructuras nos brindan para hacer posible el voto remoto (por internet), con sus retos tecnológicos y la emergencia de un viejo paradigma, la democracia antigua o la participación en los asuntos públicos de manera directa. No a través del representante electo o el intermediario natural, partidos políticos o el tejido asociativo clásico.

La tecnología digital tiene propiedades intrínsecas, nativas, no mutilables y tampoco sometibles. Por ejemplo, la tecnología digital no crea problemas de escasez. Es el atributo que más problemas de acomodo induce desde el punto de vista social, jurídico y económico. Es un atributo con muchas potencialidades de todos conocidas. Todo lo que asume o absorbe, todo lo que es interpretable en código binario, es repicable, desde el punto de vista funcional, de manera ilimitada. El derecho de autor y los derechos de copia tal como hoy los conocemos entran en crisis con la implantación, despliegue y difusión de un bien social de nueva factura, la tecnología digital.

Viene a cuento lo anterior porque nos tiene que servir de guía para comprender que una nueva tecnología, que aceptamos como un bien social, las infraestructuras de voto electrónico, están cargada de valores al principio imperceptibles pero que el tiempo decanta. En el caso de las nuevas infraestructuras de voto electrónico, que contienen de manera nativa, no mutilable y tampoco sometible, el atributo de la democracia de alta disponibilidad o hiperdemocracia (hiperpresencia institucional). Las instituciones de la democracia pueden entrar en el hogar y llegar al ciudadano uno a uno y de manera muy intensa. El representante del pueblo puede organizar un diálogo con cada uno de sus electores o con grupos de ellos y las instituciones, también las entidades privadas de cualquier naturaleza, todas, pueden organizar un dialogo, con cada ciudadano o con grupos de ellos. Las infraestructuras de voto electrónico, harán posible, fiables, la organización del diálogo, la captura de información, la formación y destrucción de minorías y mayorías, y la extracción de conocimiento. Las infraestructuras de voto electrónico traen a primer plano nuevas formas de organizar la estabilidad y el equilibrio institucional.

Los retos a superar son muchos. Katju Holkeri nos relató las dificultades que agrega gestionar volúmenes de información, de repente, gigantescos, el débil desarrollo de las tecnologías de extracción de conocimiento, o de cómo las dificultades naturales que entraña organizar un diálogo se disparan en el contexto de las nuevas tecnologías. Estamos en la primera fase y es una fase que nos obligará a reforzar, ensanchar y hacer crecer las formas de la democracia deliberativa, las que hoy conocemos, muy rígidas, al hilo de las nuevas posibilidades que nos brindan las nuevas infraestructuras de voto electrónico. Viejas premisas tendrán que ser revisadas. Nuestros modelos institucionales avanzarán y evolucionarán al hilo de los tiempos y las nuevas posibilidades.

La participación en el Siglo XXI, es asunto que el III Votobit, primer jalón, ni mucho menos agota y que será recurrente en el futuro. Un país como México, una gran democracia, muy fortalecida por su apuesta institucional por la transparencia y por la sensibilidad de la mayor parte de su liderazgo hacia el prometedor mundo de la nuevas tecnologías, puede producir, no hay que descartarlo, soluciones institucionales destinadas a dar la vuelta al mundo e influir en el resto de democracias. En el III Votobit se habló de manera germinal, incipiente, de los retos que nuestras sociedades empiezan a asumir con desigual intensidad.


PATROCINADORES DEL III VOTOBIT------------------------
Manifiesto por
la
e-Democracia (M
eD)
--Hombre viejo en la montaña, 2003. Joseph Wheelwright
El Observatorio de Voto Electrónico (OVE) dice:

S
e repite y se insite en ello, que ya estamos en la Sociedad del Conocimiento. Pocas veces, por paradójico que resulte, nos preguntamos cómo afecta la Sociedad del Conocimiento a los derechos políticos de los ciudadanos y a la Democracia. Tenemos una visión de la Democracia dictada por los mecanismos de representación y deliberación forjados en el siglo XIX. La Sociedad del Conocimiento, sin embargo, nos enseña que no podemos separar Voto Electrónico de Legitimidad y Democracia Estratégica.

La Democracia vista desde la perspectiva del siglo XIX adquiere unas formas y vista desde la Sociedad del Conocimiento adquiere otras bien distintas. Desde la Sociedad del Conocimiento la Democracia se ensancha, los derechos políticos crecen, la calidad de los procesos de formación y toma de decisiones se incrementa y a tal propósito concurre, para hacerlo posible y más fácil, el Voto Electrónico.

El despliegue de infraestructuras de voto electrónico parece acometerse con el punto de mira puesto en las ventajas materiales para el conteo y recuento, guillotinando de dichas infraestructuras el potencial que contienen y su impacto en el sistema institucional y en el cuerpo jurídico que lo sustenta. Desde tal perspectiva se minusvalora el significado profundo de las infraestructuras de voto electrónico y se suceden los errores de procedimiento. Por eso, decimos:
1. Una estructura electoral es una organización que faculta a los participantes, electores y elegidos, para desconfiar de forma civilizada y organizada, autorizando a las partes a la intervención y la mutua vigilancia, aspectos que se consagran en las leyes de los países democráticos. Las infraestructuras de voto electrónico no alteran dicho aspecto, pero generan nuevas necesidades de verificación y transparencia, preservando el principio de que la tecnología está al servicio del hombre y no al revés.
2. Las infraestructuras de voto electrónico, por Internet, movilizan sistemas inteligentes de identificación que requieren procedimientos muy exigentes. Hay que mantener en secreto el valor del voto e impedir la unión de la identidad del elector y el valor de su voto. Así como vigilar e imposibilitar que maliciosamente se pueda impedir el ejercicio de un derecho político, manipular votos o apropiarse de la identidad electrónica de un ciudadano para fines electorales u otros.
3. Las autoridades electorales tienen que anteponer los derechos políticos de los electores a los contingentes de la administración electoral de turno y a los particulares de alguna institución pública o privada, cualquiera.
4. Las infraestructuras de voto electrónico, en circunstancias óptimas de despliegue, con todas las garantías, ensanchan los derechos políticos de los ciudadanos, inauguran nuevas oportunidades para el ejercicio de la Iniciativa Popular Legislativa, la Democracia directa o antigua, la Democracia deliberativa, la revocación de representantes, la suspensión, ampliación o transposición de competencias y mejoran la calidad de los procesos de formación y toma de decisiones.
5. Las infraestructuras de voto electrónico no sustituyen a las élites y tampoco a los representantes. Restituyen, eso sí, la capacidad estratégica de los ciudadanos o grupos de ciudadanos y modifican la capacidad de acción, ampliándola, de la intermediación política (partidos, asociaciones y otros) y de los representantes.
6. Las infraestructuras de voto electrónico son multidimensionales, permiten a los poderes ejecutivos diferir la toma de decisiones a sus electores o solicitarles su opinión y a los electores o grupos de ellos asumir iniciativas positivas de acción legal y ejecutiva sin las limitaciones de operación de otras épocas.
7. Las infraestructuras de voto electrónico constituyen poderosas herramientas de conocimiento al permitir agregar información cualitativa de uso universal o restringido, según se desee o las leyes indiquen.
8. Las infraestructura de voto electrónico son de aplicación universal, para entidades, colectivos y todo tipo de instituciones.
9. Las infraestructuras de voto electrónico están asociadas a la custodia de la identidad de los ciudadanos, la cual se debe constituir como referente fuertemente protegido con una regulación legal específica y tutela debidamente señalizada para que la identidad sea transparente sólo para su propietario y las autoridades judiciales cuando las leyes así lo indiquen.
10. Las infraestructuras de voto electrónico son infraestructuras altamente estratégicas para las sociedades que se reclaman del futuro y están atentas a la protección de los derechos y libertades de sus ciudadanos. La libertad es el mejor y más importante activo de las sociedades democráticas.

Las infraestructuras de voto electrónico contraen y ensanchan el tiempo político, según se trate, y constituyen un acontecimiento físico, no tiene nada de virtual, con enorme impacto en el derecho y en nuestros hábitos, multiplicando las posibilidades y variaciones. Permitirán manejar y gobernar la complejidad creciente de nuestras sociedades, que no cesan de acumular recursos para educarse y son fuertemente participativas y deliberativas.

Las infraestructuras de voto electrónico hacen posible, materialmente posible, las fuertes demandas de transparencia de las modernas sociedades, aportando posibilidades hace poco inimaginables. Las nuevas infraestructuras son a la democracia lo que la penicilina a la salud y constituyen por sí solas un hito de la acción del hombre en el campo de la ciencia y la tecnología.

Cuando se escribe e-Democracia acudimos a un recurso de estilo que facilita la comunicación. Bien sabemos que las nuevas infraestructuras de voto electrónico son un hito, un hito más, a favor de la causa grande y antigua de la Libertad, la Democracia y la Transparencia.

El Observatorio Voto Electrónico (OVE) hace una llamada a los ciudadanos, a los electores, a los Partidos Políticos, a las organizaciones de defensa de la Democracia y a cuantas entidades quieran o puedan sumarse a la iniciativa, para que difundan y hagan circular el presente manifiesto. La infraestructuras de voto electrónico no son fáciles pero hace tiempo que sabemos que son posibles.

En León a 1 de Marzo de 2005
OBSERVATORIO VOTO ELECTRÓNICO
Primera
Informes a los Presidentes
La llave · Revista
OVE
Ediciones Votobit
Misiones de Observación
Consultoría
Certificación
Master Internacional*
(*) En preparación
• IV Informe
¿Cuánto vale confiar?
OVE • Emisión 15-09-2004

• III Informe
El Efecto hip-hop sobre el voto-e
OVE • Emisión 15-07-2003

• II Informe
La urna que guarda silencio
OVE • Emisión 15-01-2003

• I Informe
La información que
decide

OVE • Emisión 15-08-2002
NOTA. Desde el año 2003 los miembros del OVE elaboran periódicamente informes sobre diversas experiencias de voto electrónico. Con independencia del estilo de redacción que se utilice, las personas concretas que figuran como signatarios de cada documento asumen la responsabilidad de su contenido. El OVE no comparte forzosamente las opiniones, afirmaciones y reflexiones que se vierten en cada uno de los textos.

ASÍ, NO. Informe 2M6 para Prueba de Voto por Internet en España.
Observatorio Voto Electrónico
(OVE)

Informe. Madrid Participa, Junio 2004 - Democracia electrónica y Participación ciudadana
Jordi Barrat i Esteve y Josep Maria Reniu i Vilamala

Informe. Ayuntamiento de Jun, Marzo 2004
Jordi Barrat i Esteve

Informe. Experiencia vinculante. UPV/EHU, Universidad del País Vasco, Euskal Herrilo Unibertsitatea, Marzo 2004
Josep Mª Reniu i Vilamala
Emisión 28-03-2003

Informe. Elecciones catalanas de 2003
Jordi Barrat i Esteve y Josep Maria Reniu i Vilamala
NUEVO Emisión 24-06-05
Diseño de una plataforma de democracia digital
Por Ana Gómez Oliva, Sergio Sánchez García, Carlos González Martínez, Emilia Pérez Belleboni y Jesús Moreno Blázquez
r


NUEVO Emisión 27-05-05
Is there a future for internet voting?
Por Stephen Mason, Barrister

NUEVO Emisión 27-05-05
Voto Electrónico. Antecedentes y despliegue
Por Macarita Elizondo Gasperín

El computador cuántico y el final de la criptografía de clave pública
Por Fernando Acero Martín
Emisión 15-03-2005

El caso Indra
Por Antonio Yuste
Emisión 01-03-2005

Cuestionario OVE
Prueba Piloto en España de Voto por Internet
Observatorio Voto Electrónico Emisión 27-01-05

Consejo de Europa Recomendaciones legales y técnica sobre voto electrónico
Emisión 05-10-04

Informe. Elecciones catalanas de 2003
Por Jordi Barrat i Esteve y Josep Maria Reniu i Vilamala

DNI electrónico y firma electrónica

Por Fernando Acero
Emisión 24-04-03

La democracia
se pone al día

Por Javier Tornadijo
Emisión 28-03-2003

La automatización del proceso electoral
Por Ángel A. de la Rosa
Emisión 07-03-2003

Esto es lo que parece
Por Antonio Yuste
Emisión 10-02-2003

Los núcleos de decisión entran en el quirófano
Por Jorge A. García Diez
Emisión 03-02-2003


Estrategias civiles para crear transparencia
Por Antonio Yuste
Emisión 03-02-2003

El bucle decisor
Por Ángel Alonso
Emisión 15-08-2002

Estándares para los sistemas de votación
Comisión Electoral Federal de los EE UU

Patrocinio · Contacto
OVE (Observatorio Voto Electrónico) · Campus de Vegazana
Edificio Tecnológico, s/n · 24071 León - España · tel +34 987 291 915