APLICACIÓN PARA ESCENARIOS DE PARITICIPACIÓN CIUDADANA
Diseño de una plataforma de Democracia Digital
Por* Ana Gómez Oliva, Sergio Sánchez García, Carlos González Martínez, Emilia Pérez Belleboni y Jesús Moreno Blázquez (1), Departamento de Ingeniería y Arquitecturas Telemáticas. Universidad Politécnica de Madrid
Votobit 24-06-2005
--Norbert Tadeusz (participación)
Abstract. This paper is about the definition, implementation and use of an e-democracy platform. In order to explain the implementation proposed, the article begins with the basis and different concepts that are included under the name e-democracy. A study of some different scenarios where the opportunities for people participation should be enhanced has been carried out, with special emphasis in a small city council of about 50.000 inhabitants. The services that must and may be offered by the e-democracy platform are identified and described so as to proceed with the definition of its architecture. Finally a distributed model of implementation is proposed. This model makes use of open standards in order to obtain an easily extensible and adaptable model to be employed in different scenarios.


1 Introducción

La expansión del uso de Internet, tanto en su implantación como en las funcionalidades y servicios ofrecidos a través de la misma, ha dado lugar al nacimiento de nuevas propuestas de infraestructuras telemáticas. Gobiernos y Administraciones no han estado ajenos a este desarrollo, poniendo a disposición de los ciudadanos nuevos servicios que se han dado en llamar Democracia Electrónica o Democracia Digital.

Bajo este término tan sugerente, con frecuencia se hace únicamente referencia a servicios más o menos sofisticados ofrecidos por las Administraciones, tendentes a facilitar las gestiones ciudadano-Administración. Dentro de esta categoría se pueden englobar desde los sistemas más básicos que proporcionan exclusivamente acceso a la información (ej. información sobre becas) hasta los sistemas más sofisticados de ventanilla electrónica o ventanilla única que permiten sustituir los trámites presenciales por trámites realizados por vía telemática (ej. tributación de impuestos por Internet).

Sin embargo, también el término Democracia Digital hace referencia a los sistemas que proporcionan un cauce de participación ciudadana para la toma de decisiones. Estos sistemas se articulan, en su forma más simple, a través de encuestas y votaciones telemáticas, habitualmente sobre temas muy cercanos a los ciudadanos. La categoría más avanzada y completa de estos sistemas participativos incluye el empleo de plataformas telemáticas para permitir a los ciudadanos participar en debates y expresar su opinión sobre los temas que más directamente les atañen, con el objetivo primordial de que su voz sea escuchada y considerada cuando se alcancen las conclusiones finales. Es precisamente en este último tipo de sistemas de Democracia Digital donde se encuadra este artículo, como parte de las tareas que este grupo de investigación lleva a cabo dentro del proyecto Desarrollo de una plataforma telemática segura para el soporte de escenarios de Democracia Digital (Proyecto TIC 2003-2141), subvencionado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología español.

En concreto, este artículo presenta el desarrollo de una plataforma de Democracia Digital configurable y extensible para permitir su empleo en distintos escenarios de participación ciudadana a través de Internet. En primer lugar, a partir de un escenario concreto y completo (un municipio en el que los ciudadanos son partícipes de las decisiones municipales) se determinará qué servicios deben ser soportados por la plataforma. A continuación se definirán formalmente estos servicios y se presentará una visión arquitectural de los elementos que componen la plataforma, identificando qué servicios deberían ser proporcionados intrínsecamente por cualquier plataforma de Democracia Digital, qué servicios podrían ser configurables y de qué manera, y cómo puede diseñarse la aplicación que haga uso de estos servicios. Por último se planteará un posible entorno de implementación y uso de la plataforma propuesta.


2 Escenarios de participación ciudadana

El principal motivo que esgrimen Gobiernos y Administraciones para promover los sistemas telemáticos de participación ciudadana es la búsqueda de un sistema de participación política más directo, a la manera de la antigua Atenas, de forma que la población pueda intervenir estrechamente en las decisiones políticas que se adopten. En España, han sido los municipios y comunidades autónomas los que, de manera habitual, han proporcionado herramientas a sus ciudadanos (usualmente a través de foros y votaciones) para que puedan expresar sus puntos de vista sobre temas cotidianos que les afectan muy directamente.

Aunque este es el tipo de escenario de participación ciudadana sobre el que existe más literatura
[1] [2] [3] [4] [9] y sobre el que, hasta la fecha, más intensamente ha trabajado este grupo de investigación, no es el único que puede plantearse. Este grupo también ha investigado nuevos escenarios de participación telemática, tales como sistemas de debate y toma de decisiones para organizaciones del tipo Escuela o Facultad universitaria o para un barrio multirracial y multicultural como pueda ser el barrio de Lavapiés en Madrid.

En todos los escenarios abordados se observa que existen una serie de características comunes o servicios que deben ser proporcionados por el sistema (
ver apartado 3), independientemente de cuál sea el objeto a debatir, los actores implicados o las reglas de participación. Por esta razón, de todos los escenarios manejados se ha elegido para la descripción siguiente aquel cuya explicación puede resultar más sencilla e intuitiva y que no precisa de conocimientos específicos sobre la estructura u organización en el que se desarrolla.

2.1 Descripción de un sistema de debate y toma de decisiones para un municipio. En este escenario se considera que la Administración pone a disposición de los ciudadanos las herramientas necesarias para proporcionar un foro de debate donde se pueda opinar y debatir libremente sobre cualquier tema que afecte al municipio, extraer las distintas propuestas generadas durante el debate, conocer el apoyo recibido por cada una de ellas y hacerlas llegar a la Autoridad correspondiente. Está concebido para poblaciones urbanas, con un número de habitantes en torno a los 50.000, con población relativamente joven, donde exista un alto índice de penetración de Internet en los hogares y en las que los ciudadanos estén motivados a participar en los temas municipales.

A continuación se comentan los requisitos que deberá satisfacer el sistema de debate propuesto:
El sistema permitirá a los usuarios la emisión de opiniones de forma identificada o de forma no identificada pero autorizada. En una misma discusión un usuario podrá participar de las dos formas, es decir, podrá emitir ciertas opiniones de forma identificada y otras de forma no identificada (anónima).
El peso de la opinión de todos los ciudadanos, independientemente de su condición, es el mismo.
El sistema dispondrá, en todas las fases de funcionamiento, de mecanismos de seguridad que permitan garantizar la integridad de todos los datos manejados. Existirán además herramientas que permitan garantizar la fiabilidad y el correcto comportamiento del sistema en todo momento.
Existirá una política de uso del sistema (relativa a forma de participación, estilo, etc.) que deberá ser conocida, aceptada y respetada por todos los usuarios.
Como resultado de la discusión el sistema identificará, de forma automática o semiautomática, las propuestas apoyadas mayoritariamente durante el debate y el apoyo recibido por cada una de ellas. Las propuestas podrían ser sometidas a votación o constituir, junto con la información de apoyo a cada una de ellas, el punto de entrada para un sistema de acercamiento de posiciones como, por ejemplo, el desarrollado en el proyecto TED [8].


2.1.1 Definición de roles. En este escenario de participación ciudadana se han identificado los siguientes roles:
Ciudadanos autorizados: proponen temas y opinan en los foros. En el caso de querer opinar de forma no identificada lo harán a través de un alias.
Gestor de soluciones: es el responsable de gestionar que las propuestas apoyadas mayoritariamente durante el debate y el apoyo recibido por cada una de ellas se trasladen al órgano competente.
Responsable municipal: tendrá la posibilidad de abrir un foro de debate directamente en la fase de debate activo (ver apartado 2.1.2) y podrá opinar como representante. Además, desempeña el papel de un ciudadano autorizado, proponiendo temas y opinando en los foros, siempre en su calidad de gestor.
Moderador: su papel es similar al ejercido en la moderación presencial, es decir, no tiene opinión y su misión consiste en intentar conciliar posiciones.
Supervisor del foro: es el encargado de configurar y asignar recursos a los foros. Supervisará el funcionamiento global de todo el sistema telemático por lo que deberá contar con trazas de funcionamiento.
Experto: cuando es requerido para ello, proporciona informes técnicos sobre un tema particular, de manera análoga a la opinión de un forense en un juicio.


En principio, cada uno de estos roles corresponde a una persona física distinta, pero no se excluye el caso de que una misma persona actúe conforme a más de un rol. En la figura 1 se pueden ver las opciones de interacción con el sistema para los distintos roles.

2.1.2 Fases de participación y debate. De manera similar a la propuesta recogida dentro del proyecto DEMOS [5] [6], el proceso de toma de decisiones en el sistema comprende tres fases: i) identificación de temas de interés común; ii) debate activo sobre un tema en concreto; y iii) extracción de propuestas y del apoyo recibido por cada una de ellas. Existirá, además, una fase de registro y obtención de alias que deberá ser realizada previamente a la participación de forma autorizada pero no identificada en el foro. Seguidamente se comentan las acciones que deberá realizar el sistema en cada una de estas fases.



Figura 1. Posibilidades de interacción de los roles


2.2. Registro y obtención del alias principal. Como se ha comentado, la participación en los foros para los ciudadanos puede ser identificada o no identificada, pero siempre autorizada. En ambos casos, sólo está permitida la participación a los ciudadanos que reúnan los requisitos que se hayan fijado (en este caso, ser mayor de 18 años y residir en el municipio).

Cuando la participación sea no identificada, es necesaria una fase previa de registro, en la que los ciudadanos que lo deseen, una vez verificada su identidad, obtienen un alias que les permitirá participar de manera autorizada pero no identificada en el foro.

Para garantizar la participación anónima o no identificada es preciso que no exista forma de relacionar un alias y la identidad real de su propietario. Este requisito es muy similar al que aparece en los sistemas de votación telemática en el momento de verificar la identidad del votante y generar la correspondiente autorización de entrega de voto, por lo que la solución implementada en los sistemas de democracia puede ser análoga a la que se ha establecido para los sistemas de votación
[7].

El proceso de registro puede resumirse en los siguientes pasos: la persona que quiere obtener un alias genera un número aleatorio, lo opaca y lo envía al sistema junto con su DNI firmado digitalmente. A continuación el sistema verifica a través del DNI que se trata de un ciudadano autorizado y firma de forma ciega el número aleatorio que devuelve al ciudadano. Éste, tras eliminar el factor de opacidad, obtiene el número aleatorio firmado digitalmente que le permitirá negociar un alias con el sistema (para que no existan alias repetidos), todo ello sin revelar su verdadera identidad. Como se puede ver, con este procedimiento se hace necesario que el ciudadano disponga de una pareja de claves asimétricas pero, pensando en que el DNI digital las incluirá, esto no parece ser un problema.

2.3. Identificación de temas de interés común. Esta fase corresponde al foro general de discusión. Se trata de un foro en el que todos los ciudadanos pueden abrir sus propios hilos de discusión sobre temas concretos que sean de su interés. Las características más destacadas son las siguientes:
Para evitar la saturación de temas, en el sistema se establece un determinado límite temporal para cada uno de los hilos o temas abiertos. Si transcurrido ese tiempo el tema no ha suscitado interés (no tiene un determinado número mínimo de participantes) se elimina.
A la hora de publicar un mensaje el sistema lo analiza y, conforme a filtros establecidos para la detección de mensajes malintencionados o inadecuados, autoriza su publicación en el foro o lo rechaza informando a su autor de esta circunstancia.
Si un tema ha suscitado interés, podrá pasar a la siguiente fase, siempre y cuando cumpla una serie de condiciones preestablecidas. Se ha pensado en, por ejemplo, un número mínimo de mensajes de Ciudadanos Autorizados distintos.
Una vez que se decide que un tema pasa a la siguiente fase se le asignarán una serie de recursos y se generará un compendio de opiniones que constituirá el historial del tema y será el punto de partida para la siguiente fase de discusión o debate propiamente dicho. El paso de un tema a la siguiente fase se producirá de forma automática o semiautomática con intervención del Moderador.

2.4. Debate activo.
En esta fase, la discusión se centra en un tema concreto sobre el que cada usuario podrá opinar libremente. Cuando un usuario genera un mensaje se inician las siguientes acciones en el sistema:
El sistema lo analizará y determinará automáticamente los temas que trata, de manera que será publicado en el foro si dentro de los temas detectados se encuentra el tema objeto de discusión.
Si el mensaje contiene otros temas, además del principal, puede dar lugar a que se desvíe la discusión. Con la intención de que esto no ocurra, existirá un moderador que se encargará de dar toques de atención a los que publiquen mensajes con varios temas y que tratará de reconducir el tema. El moderador será un profesional y no tendrá ningún tipo de opinión en la discusión.
Si un usuario intenta publicar un mensaje en el que el sistema no detecta el tema que se está tratando se informará al usuario de dicha situación, permitiéndole publicar el mensaje, eliminarlo o moverlo automáticamente al foro adecuado, si existe.

Cuando un tema de discusión pasa a esta fase, el sistema establece de manera automática unas condiciones de uso: visibilidad externa (por defecto las discusiones en esta fase solo son visibles a los usuarios del sistema), plazo de finalización (fecha de finalización o condición de extinción natural), espacio de almacenamiento para el historial de mensajes, espacio individual para que cada participante en el foro pueda publicar la información que considere oportuna para apoyar su opinión, espacio genérico para informes de expertos, destinatarios de los resultados en función del tema de debate, tablón de resultados para exponer las conclusiones a las que se ha llegado al concluir esta fase y política de filtrado.

Dentro de los recursos citados, se encuentra un espacio público asociado al tema de debate, una especie de tablón donde colocar información pública como, por ejemplo, informes o artículos que sean de interés para los participantes. En el sistema se hace distinción entre dos tipos de informes, los genéricos y los solicitados específicamente.

Los informes genéricos son aquellos proporcionados por los propios ciudadanos durante la discusión, obtenidos de alguna fuente como pueden ser revistas, asociaciones especializadas, etc. Los informes solicitados específicamente son aquellos informes encargados a expertos cualificados en el tema de discusión. Serán informes de calidad e imparciales, no deberán incluir ningún tipo de juicio u opinión.

Toda discusión tendrá asociada una determinada duración. Se considerará terminada una discusión cuando, o bien expire el periodo de validez que se le ha asignado, o bien se extinga, es decir, durante un periodo de tiempo determinado no se produzca ninguna aportación a la misma por parte de los participantes.

2.5. Extracción de propuestas y apoyo recibido.
Tras finalizar la discusión sobre un tema, el sistema se encargará de obtener, de forma automática o semiautomática, las propuestas o soluciones aportadas que hayan sido apoyadas mayoritariamente y el apoyo de los distintos participantes a cada una de ellas. Así mismo, publicará lo obtenido en un tablón de resultados público al que podrán acceder todos los usuarios del sistema.

Se contempla la posibilidad de que, si se pretende llegar a una propuesta o solución única, se voten las propuestas obtenidas o constituyan, junto con la información de apoyo a cada una de ellas, el punto de entrada para un sistema de acercamiento de posiciones similar al propuesto en el proyecto TED
[8].

Además, de forma automática, el sistema se encargará de hacer llegar los resultados al Gestor de soluciones.



Figura 2. Fases en el proceso de debate y discusión


3. Definición de los servicios soportados por la plataforma

La plataforma diseñada está pensada para dar soporte a múltiples escenarios de democracia digital y, por lo tanto, para soportar múltiples servicios de muy distintas características. Dichos servicios se pueden distribuir en dos grupos, un primer grupo que hemos denominado de servicios intrínsecos de la plataforma y un segundo grupo, extraídos a partir del escenario concreto de debate y toma de decisiones en un municipio, que hemos denominado de servicios específicos de escenario.

3.1 Servicios intrínsecos de la plataforma. Bajo esta denominación se engloban todos aquellos servicios incluidos en la propia plataforma por ser servicios que se podrían considerar básicos o comunes a los escenarios de aplicación contemplados hasta el momento. Son los siguientes:
Servicio de registro. Para poder hacer uso de forma autorizada pero no identificada de las facilidades ofrecidas por la plataforma se hace necesario que los ciudadanos realicen un registro previo que, en función de las necesidades concretas del escenario, podrá ser o no anónimo.
Servicio de autenticación. La plataforma autenticará a todo aquel que quiera participar de manera que solo permitirá participar a personas autorizadas. La forma en que se realice la autenticación dependerá del escenario concreto de utilización.
Servicio de autorización. El servicio de autorización se encargará de establecer los distintos derechos con que cuenta un usuario registrado y autenticado en la plataforma, por ejemplo, a la hora de acceder a la información o a los servicios.
Servicio de integridad de datos. Para garantizar que la información recibida por las distintas partes, ya sean usuarios o la plataforma, coincide con la enviada, no ha sido alterada.
Servicio de confidencialidad. Para garantizar la confidencialidad de la información en tránsito entre usuarios y plataforma en ciertas interacciones como puede ser, por ejemplo, el proceso de registro.

3.2 Servicios específicos de escenario. Los servicios específicos de escenario son aquellos servicios que, como el propio nombre indica, solo son aplicables a ciertos escenarios. En el caso concreto del escenario de debate y toma de decisiones en un municipio se han identificado como servicios específicos los siguientes:
Servicio de discusión y debate. Este servicio está pensado para la discusión y debate por parte de los ciudadanos de temas de interés relativos al municipio. Los temas son propuestos en un foro de debate moderado. Dentro de este servicio existen gran cantidad de parámetros de configuración: número de Moderadores a considerar, número de Supervisores en el foro, la posibilidad de que existan sistemas automáticos de encaminamiento de mensajes, las condiciones de finalización de un foro, etc.
Servicio de publicación de información. Este servicio permite hacer pública, al conjunto de participantes, información relevante a la discusión.
Servicio de identificación de propuestas. Se trata de un servicio orientado a extraer conocimiento aplicable a la toma de decisiones a partir de las contribuciones de los ciudadanos en los foros de discusión y debate. Es decir, mediante este servicio se intenta identificar las propuestas manifestadas y apoyadas por la mayoría de los ciudadanos sobre temas concretos para que después sean tenidas en cuenta, por los organismos correspondientes, durante los procesos de toma de decisiones municipales.
Servicio de votación. Mediante este servicio se facilita la votación de distintos temas haciendo uso de la plataforma. Los votantes serán los usuarios de la plataforma y la votación se llevará a cabo a través de medios telemáticos, manteniendo y garantizando en todo momento el cumplimiento de todos los requisitos de una votación telemática [7].

3.3 Configuración de los servicios específicos. Una vez presentados tanto los servicios intrínsecos de la plataforma como los específicos de escenario, vamos a realizar una breve descripción de la configuración de estos últimos. No se presenta aquí la configuración del servicio de identificación de propuestas por ser un servicio cuyo estudio se está comenzando en este momento.

3.3.1. Servicio de publicación de información. Parámetros más destacados que se pueden configurar para este servicio:
Espacios asociado por participante a informes genércios. Función de rol del participante que publica el informe y del estado de la discusión.
Espacio asociado a informes solicitados específicamente. Función del Estado de la discusión.
Roles con capacidad para la publicación de informes solicitados específicamente. Por defecto solo el rol del experto.
Periodo de validez y accesibilidad de la información publicada. Función del tipo de informacón. Por defecto toda la información publicada continuará siendo accesible una vez finalizada la discusión.

3.3.2. Servicio de discusión y debate. Parámetros más destacados que se pueden configurar para este servicio:
Roles participantes. Cualquier combinación de los presentados en el apartado 2.1.1 siempre cuando se garantice la presencia de, al menos, ciudadanos autorizados, moderador y supervisor.
Número máximo de miembros de cada rol por discusión. Podrá ser un número fijo o en función del número de participantes de otro rol, es decir, en una discusión podrá existir por ejemplo, un número fijo de mderadores o ser función del número de ciudadanos autorizados en la participación.
Tipo de participación asociada a cada rol. Puede ir desde el uso de un simple login y pasword a la utilización de, por ejemplo, mecanismos de autentificación biométrica basados en huella dactilar y tarjetas inteligentes.
Filtrado automático. Podrá o no existir filtrado automático de mensajes. Por defecto estará activado el filtrado.
Número máximo de mensajes por usuario. Función de rol del usuario y el estado de la discusión.
Tamaño máximo de los mensajes. Función de rol del usuario.
Capacidad de cada rol. Para cada uno de los roles presentes en el sistema se establecerán distintas capacidades. Así, por ejemplo, se podrá configurar el ámbito de acceso a la información, la posibilidad de borrar mensajes total o parcialmente o la posibilidad de expulsar a participantes de la discusión.
Duración de la discusión y condiciones de finalización. Se fijará un periodo de tiempo durante el que la discusión de un tema permanece abierta en función de la fase en que se encuentre y el número de participantes.
Condición de salto entre fases. Se podrá configurar por separado la condición de cambio de fase entre la primera y la segunda y entre la segunda y la tercera. Las distintas condiciones contempladas son, número de mensajes (por defecto para el salto entre la primera y segunda fase) y fecha límite (por defecto para el salto entre la segunda y la tercera fase).
Número máximo de mensajes en cuarentena.
Periodo máxima de permanencia en cuarentena para cada mensaje.

3.3.3. Servicio de votación. En este servicio serán configurables, entre otras cosas, las distintas opciones a elegir, si existe o no la posibilidad de voto nulo o voto en blanco, el número de interventores que participan o si se permite o no la verificación de resultados. Una descripción detallada del servicio de voto desarrollado por este grupo de investigación dentro del proyecto VOTESCRIPT (TIC 2000-1630-C01), subvencionado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología español, se puede encontrar en [7].

3.3.4. Servicio de discusión y debate. Como ya se ha comentado en la definición de este servicio, existen gran cantidad de parámetros a configurar a la hora de ponerlo en funcionamiento en un escenario concreto.


4. Definición de los requisitos y arquitectura de la plataforma

Se presentan a continuación los requisitos básicos identificados para la plataforma de democracia digital y la arquitectura propuesta para la misma.

4.1 Requisitos básicos de la plataforma. Tras el estudio de distintos escenarios de democracia digital se han identificado una serie de requisitos fundamentales a satisfacer por la plataforma. A estos requisitos se les ha denominado básicos y son los siguientes:
Debe soportar múltiples escenarios de participación. Esto se traduce en que la plataforma debe ser totalmente flexible en cuanto al escenario de aplicación en el sentido de que no se piensa únicamente en democracia digital aplicada a entornos de Gobierno o Administración sino que se contemplan también otro tipo de situaciones de participación democrática. Ejemplos de este tipo de situaciones son los ya comentados de toma de decisiones en un entorno universitario o en entornos vecinales.
Flexibilidad en la elección y configuración de las funcionalidades para los escenarios soportados. Para permitir, por ejemplo, que dentro de un mismo sistema de toma de decisiones en un municipio se pueda en unos casos hacer uso de la funcionalidad de votación y en otros no.
Debe incluir un conjunto de servicios básicos que pueden ser configurables al generar las aplicaciones. Existirán un conjunto de servicios que, por ser comunes a la mayoría de los escenarios de aplicación, están incluidos dentro de la propia plataforma y se podrán configurar de acuerdo a necesidades concretas.
Su construcción se apoyará en estándares estables aplicables para el desarrollo de aplicaciones distribuidas.

4.2 Arquitectura de la plataforma. En la figura 5 se puede ver la arquitectura propuesta para la plataforma.

Si la analizamos de abajo a arriba podemos distinguir cuatro capas o niveles. El nivel inferior se corresponde con la plataforma propiamente dicha, con lo que se denomina Plataforma de Integración de Servicios de Democracia Digital. Se puede considerar este nivel como la base que sustenta todo el sistema, sobre la que se colocan todos los servicios necesarios en los distintos escenarios de aplicación. Se encarga de canalizar y gestionar todas las interacciones entre los usuarios y los servicios. Dentro de la Plataforma de Integración de Servicios de Democracia Digital se incluye, como se puede apreciar en la parte derecha de la figura, el conjunto de servicios que hemos denominado intrínsecos.

El resto de servicios, o servicios específicos de escenario, interactúan con la plataforma a través del segundo nivel de la figura, a través de una Interfaz de Operación y Comunicaciones. Para la realización de este interfaz de comunicaciones podrán utilizarse distintas tecnologías, dependiendo de la opción elegida para la implementación de los servicios que se coloquen sobre ella, y siempre teniendo en cuenta el requisito básico de utilización de estándares estables aplicables para el desarrollo de aplicaciones distribuidas. A modo de ejemplo se podría considerar una interfaz de comunicaciones basada en CORBA (Common Object Request Broker Architecture) o, en el caso de que los distintos servicios se correspondan con servicios Web, basada en el protocolo SOAP (Simple Object Access Protocol).


Figura 5. Arquitectura de la plataforma

Como vemos, sobre la interfaz de operación y comunicaciones están los servicios específicos de escenario, el tercer nivel. Se contempla la posibilidad de que los servicios específicos de escenario sean proporcionados por entidades distintas a la plataforma, por lo que se necesita una Interfaz Común de Operaciones y Comunicaciones. De lo comentado hasta el momento se puede deducir que estos servicios específicos se entienden como módulos que se pueden colocar en la plataforma en función de las necesidades concretas del escenario de aplicación de la misma. Esto garantiza el que la plataforma, de acuerdo a los requisitos básicos, sea lo suficientemente flexible para soportar los distintos escenarios de aplicación. A modo de ejemplo, en la figura 5 se han colocado alguno de los servicios descritos en el apartado anterior para el caso del escenario de debate y toma de decisiones en un municipio.

Como nivel más elevado dentro de la arquitectura se encuentra la aplicación de acceso a la plataforma, es decir, la aplicación a través de la cual el usuario interactúa con la plataforma, accede a los distintos servicios y facilidades ofrecidos por la misma.

En la figura 5 se ha tratado de representar la interacción entre la aplicación y los servicios y entre la aplicación y la plataforma. Las líneas discontinuas representan un acceso lógico, mientras que las líneas continuas representan un acceso físico. Las interacciones aplicación-servicios son lógicas, no se producen de forma directa. Toda interacción entre la aplicación y los distintos servicios o la plataforma se produce siguiendo una única vía física aplicación-interfaz de operación y comunicaciones-plataforma-servicio, es decir, la aplicación solo puede interactuar con los servicios, ya sean intrínsecos o específicos, haciendo uso de la interfaz de operación y comunicaciones y a través de la plataforma. Con esto se pretende dotar a la plataforma de la capacidad de gestionar el uso que se hace de los distintos servicios ofrecidos.



5 Visión de implementación y uso de la plataforma
En la figura 6 se puede ver el modelo de implementación que se propone para la construcción de la plataforma de Democracia Digital. El propósito de dicho modelo es soportar de forma adecuada los requisitos y condiciones descritos anteriormente y la arquitectura definida.

Se ha elegido un modelo de arquitectura de servicios Web de tercera generación soportada por protocolos estándar por los siguientes motivos:
Los entornos de programación son extensibles, permitiendo añadir nuevos elementos con un impacto relativamente pequeño presentando, por tanto, una implementación más eficiente.
Es una tecnología independiente de la plataforma o los lenguajes de programación, lo que la hace muy flexible y adaptable a diferentes necesidades de implementación y permite el uso de entornos no propietarios.
Los protocolos y mecanismos empleados son adecuados para la utilización de cortafuegos y otros mecanismos de seguridad, permitiendo la existencia de distintas zonas de seguridad para el acceso al sistema. De esta forma es posible situar aquellas partes más sensibles a ataques externos en zonas más protegidas y limitar total o parcialmente el acceso a usuarios externos.
No requiere de aplicaciones especiales por parte de los usuarios y se adapta bien al uso de distintos tipos de interfaces.
Utiliza mecanismos de transporte y empaquetamiento basados en los estándares de Internet (TCP/IP, HTTP, SOAP, etc.)
En la Zona Exterior se encuentran los usuarios del sistema que acceden al mismo a través de Internet.
La Zona Abierta contiene el servidor o servidores Web que dan servicio a los usuarios a través de la aplicación de acceso a la plataforma. A estos servidores se accede mediante un cortafuegos, con reglas de entrada poco restrictivas, que realiza un primer filtrado para permitir accesos externos mediante HTTP. Así pues, en esta zona residirán todas las aplicaciones y recursos a los que tengan acceso los usuarios del sistema y, en concreto, todo lo relacionado con la aplicación de acceso a la plataforma. De esta forma, se garantiza que externamente sólo se pueda acceder a aquellas partes del sistema que se consideren necesarias para el uso adecuado del mismo, garantizando su seguridad.
La Zona Interna contiene los servidores de dominio interno del sistema y es donde residen los servicios, tanto intrínsecos como específicos, sobre los que se sustenta la aplicación de acceso y la Plataforma de Integración de Servicios de Democracia Digital. Para acceder a esta zona será necesario poder sobrepasar un cortafuegos de domino, lo que sólo se podrá hacer a través de la aplicación de acceso a la plataforma. Esta estructura permite garantizar el acceso a los servicios soportados por la plataforma (que permiten soportar las funcionalidades de los distintos escenarios de participación) impidiendo la manipulación directa por usuarios externos. Admite, además, que la información sensible se encuentre aislada de la zona externa y sea más difícil su uso incorrecto o malicioso.



Figura 6. Modelo de implementación

Los usuarios se conectarán con la aplicación utilizando cualquiera de los dispositivos comerciales mediante los cuales se puede acceder a aplicaciones Web en Internet (exploradores Web, teléfonos con tecnología Wap, etc.). La aplicación de acceso a la plataforma, que es el punto de entrada sistema, estará formada por un conjunto de páginas Web (estáticas y dinámicas) y programas residentes en el servidor de acceso que recogerán las peticiones de los usuarios, las procesarán y contestarán a las mismas teniendo en cuenta el tipo de lenguaje que soporte la interfaz del usuario (HTML, WML, etc.).

En un momento determinado, en el servidor de acceso podrán residir tantas aplicaciones como procesos de debate y toma de decisiones estén abiertos (en nuestro caso en el municipio elegido). Los supervisores del sistema configurarán cada una de las aplicaciones para adaptarse al escenario de participación elegido. Así pues, los usuarios dispondrán de un conjunto de páginas Web, que actuarán de interfaz de la aplicación, que dependerán del escenario configurado y del tipo de usuario que accede al sistema. Efectivamente, no serán las mismas interfaces de usuario las que utilizarán los supervisores, los moderadores, los usuarios normales o cualquiera de los usuarios especiales que puedan definirse en un escenario concreto.

Los servicios, ya sean intrínsecos o específicos residirán en el servidor interno y se configurarán como aplicaciones independientes que son usadas por la aplicación según las necesidades del escenario elegido y las opciones de configuración del mismo que se apliquen.

Estos servicios se diseñarán y construirán como servicios Web, por lo tanto:
Todos los servicios describirán sus funcionalidades en XML.
La aplicación usará dichos servicios intercambiando mensajes XML.
Existirá un servicio básico de localización de servicios.

Tanto los servidores internos como el servidor de acceso pertenecen, en principio, a una misma organización y, por lo tanto, el control de la aplicación y la implantación y uso de los servicios específicos está controlado por los mismos administradores. No obstante, tal y como se ve en la figura 6 es posible, ya que el modelo de implementación utilizado basado en tecnologías de servicios Web lo permite, que dichos servicios sean demandados (contratados) a otras organizaciones de confianza.

El uso de servicios específicos contratados de forma externa sólo podrá ser realizado por la aplicación de acceso a través de la Plataforma de Integración de Servicios de Democracia Digital, siempre y cuando la aplicación necesite ofrecer determinadas funcionalidades que no puedan ser satisfechas por su servidor interno.

Este modelo de implementación permite garantizar la seguridad de la aplicación, es fácilmente escalable mediante la adición de servicios específicos, ya sean locales o contratados externamente, lo que permite configurar distintos tipos escenarios y por lo tanto adaptarse a múltiples modelos de participación. Además, al estar basado en estándares abiertos y extendidos es más fácilmente implementable y utilizable por un conjunto amplio de usuarios.


6. Conclusiones

En el proyecto en que está basado este artículo (Desarrollo de una plataforma telemática segura para el soporte de escenarios de Democracia Digital) se ha abordado la problemática de los sistemas de democracia digital tendentes a reducir las barreras de comunicación entre gobierno y ciudadano en los procesos de toma de decisiones o que tienen que ver con la democracia participativa.
En una primera fase del proyecto se han estudiado los numerosos sistemas, más o menos sofisticados, que actualmente se engloban bajo la denominación de Democracia Digital o Democracia Electrónica, y se han identificado y analizado los aspectos más destacados de todos ellos no solo desde un punto de vista funcional o estructural, sino también de un punto de vista social y político.

Partiendo de este análisis, se han planteado varios escenarios de aplicación (de los cuales en este artículo se hace especial referencia al de un municipio) y se han sentado las bases arquitecturales de una Plataforma Telemática de Democracia Digital lo suficientemente genérica como para que dé cabida a los requisitos funcionales de todos ellos.

Los trabajos realizados hasta la fecha nos han permitido diseñar soluciones más eficaces y abiertas que las realizadas por propuestas anteriores, aportando procedimientos válidos para la provisión, de una forma más integrada, de soluciones a las necesidades de diferentes escenarios de participación ciudadana.

Entre los trabajos futuros a corto y largo plazo del grupo de investigación se encuentra la definición de los mecanismos y servicios de seguridad necesarios para esta plataforma de participación ciudadana, la definición y diseño de un servicio de identificación, a partir de los mensajes presentes en una discusión, de las propuestas generadas y el apoyo recibido por cada una de ellas, así como el desarrollo de un prototipo y la ejecución de un proyecto piloto que sirvan para validar los resultados del proyecto.

A juicio de los autores del presente articulo, todo el esfuerzo intelectual y material volcado en este área tiene sentido si da como resultado una mejora cualitativa de la democracia. Entendemos que esta mejora radica fundamentalmente en la potencialidad de la redes telemáticas para facilitar y desarrollar la participación ciudadana. Por su parte, los usuarios a su vez necesitan tiempo para tomar conciencia de las posibilidades que ofrecen estos sistemas y de la robustez de los mecanismos de seguridad que incorporan. Una vez superada esta fase, la Democracia Electrónica podrá convertirse en una realidad habitual.


7. Referencias

[1] Proyecto Webocracy [en línea]. Disponible en: www.webocrat.org. [Consulta 13 de Mayo de 2005].
[2] Red Cívica Iperbole [en línea]. Disponible en www.comune.bologna.it. [Consulta 13 de Mayo de 2005].
[3] Parlament Obert (Parlament de Catalunya) [en línea]. Disponible en: www.uoc.edu/parlamentobert/. [Consulta 13 de Mayo de 2005].
[4] C. Gilbert Riley, The changing role of the citizen in the e-Governance & e-Democracy equation, Commonwealth Centre for e-Governace, Septiembre 2003. Disponible en:
www.electronicgov.net/pubs/research_papers/cath/index.shtml
[5] R. Luehrs, J. Pavón, y M. Schneider. DEMOS Tools for Online Discussion and Decision Makin”. ICWE 2003, LNCS 2722, pp. 525–528. Springer-Verlag Berlin Heidelberg.
[6] Proyecto DEMOS [en línea]. Disponible en: www.demos-project.org. [Consulta 13 de Mayo de 2005].
[
7] J. Carracedo, A. Gómez y J.D. Carracedo, Sistema VOTESCRIPT: Una propuesta innovadora desarrollada para resolver los problemas clásicos de votación electrónica. 2º Congreso Iberoamericano de Seguridad Informática (CIBSI’03). México D.F.
[8] Proyecto TED [en línea]. Disponible en: http://infodoc.escet.urjc.es/ted/. [Consulta 13 de Mayo de 2005].
[9] Proyecto EURO-CITI [en línea]. Disponible en: www.euro-citi.org/. [Consulta 13 de Mayo de 2005].


--------------------
(*)
Texto. Ana Gómez Oliva, Sergio Sánchez García, Carlos González Martínez, Emilia Pérez Belleboni1 y Jesús Moreno Blázquez · Departamento de Ingeniería y Arquitecturas Telemáticas · Universidad Politécnica de Madrid
Ctra. Valencia km. 7. 28031 Madrid.
Teléfono: 913 36 78 18. Fax: 913 36 78 17
E-mail1: {agomez, cgonzalez, belleboni, jmoreno}@diatel.upm.es
E-mail2: ssanche@proyectos.diatel.upm.es
Fecha. 27-05-2005
Primera
Informes a los Presidentes
La llave · Revista
OVE
Ediciones Votobit
Misiones de Observación
Consultoría
Certificación
Master Internacional*
(*) En preparación
• IV Informe
¿Cuánto vale confiar?
OVE • Emisión 15-09-2004

• III Informe
El Efecto hip-hop sobre el voto-e
OVE • Emisión 15-07-2003

• II Informe
La urna que guarda silencio
OVE • Emisión 15-01-2003

• I Informe
La información que
decide

OVE • Emisión 15-08-2002
NUEVO Emisión 24-06-05
Diseño de una plataforma de democracia digital
Por Ana Gómez Oliva, Sergio Sánchez García, Carlos González Martínez, Emilia Pérez Belleboni y Jesús Moreno Blázquez
r


NUEVO Emisión 27-05-05
Is there a future for internet voting?
Por Stephen Mason, Barrister

NUEVO Emisión 27-05-05
Voto Electrónico. Antecedentes y despliegue
Por Macarita Elizondo Gasperín

El computador cuántico y el final de la criptografía de clave pública
Por Fernando Acero Martín
Emisión 15-03-2005

El caso Indra
Por Antonio Yuste
Emisión 01-03-2005

Cuestionario OVE
Prueba Piloto en España de Voto por Internet
Observatorio Voto Electrónico Emisión 27-01-05

Consejo de Europa Recomendaciones legales y técnica sobre voto electrónico
Emisión 05-10-04

Informe. Elecciones catalanas de 2003
Por Jordi Barrat i Esteve y Josep Maria Reniu i Vilamala

DNI electrónico y firma electrónica

Por Fernando Acero
Emisión 24-04-03

La democracia
se pone al día

Por Javier Tornadijo
Emisión 28-03-2003

La automatización del proceso electoral
Por Ángel A. de la Rosa
Emisión 07-03-2003

Esto es lo que parece
Por Antonio Yuste
Emisión 10-02-2003

Los núcleos de decisión entran en el quirófano
Por Jorge A. García Diez
Emisión 03-02-2003


Estrategias civiles para crear transparencia
Por Antonio Yuste
Emisión 03-02-2003

El bucle decisor
Por Ángel Alonso
Emisión 15-08-2002

Estándares para los sistemas de votación
Comisión Electoral Federal de los EE UU

Patrocinio · Contacto
OVE (Observatorio Voto Electrónico) · Campus de Vegazana
Edificio Tecnológico, s/n · 24071 León - España · tel +34 987 291 915